Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

domingo, 20 de abril de 2014

SOBRE LO ESPIRITUAL: LA "MATEMÁTICA DEL AMOR"

SOBRE LO ESPIRITUAL: LA "MATEMÁTICA DEL AMOR"




Pasado mañana, 23 de abril, es Sant Jordi en Catalunya (España) y otros lugares. Las calles se llenanán, un año más, de libros y rosas. Es nuestro "Dia de l@s Enamorad@s". Lo que continúa va dedicado a tod@s ell@s, a tod@s nosotr@s...

El clip de video que sigue corresponde a un momento del Taller de Gestalt, Música y Meditación que dirigí el pasado 11-13 de Abril en Barcelona. Y concretamente a  un momento de la sesión del domingo por la mañana, sesión que titulé "La Música como vehículo de lo Sagrado".

"Desde que el hombre existe ha habido música. Pero también los animales, los átomos y las estrellas hacen música"
(Karlheinz Stockhausen) 

Habíamos empezado el viernes por Lo Mental (Aire-Fuego, Centro Alto) para tranquilizar a la cabeza, para que el coco entendiera lo que íbamos a hacer, se quedara tranquilo de que aquello no era peligroso y dejara que los otros centros (Medio, Bajo… ) entraran en juego.
Practicamos la escucha por centros con el Bolero de Ravel dividido, con la mesa de mezclas, en "sólo bajo", "sólo melodía", "sólo agudos" (percusión)… y luego de a dos y todo junto. También intentamos sensibilizar el Centro Bajo a través de la vibración de la viola de gamba de Savall en "Les Pleurs" de Sainte-Colombe; intercalando explicaciones y demos de cómo escuchar; de las diferencias entre posturas meditativas y Actitud meditativa; de cómo poner el cuerpo; de la música como jarabe, como la Poción Mágica de Astérix.
Terminamos con una música de tres voces (Padre, Madre, Hij@)  vínculándolas a los Tres Centros como una manera de incluir la resonancia fundamental del Tres, en la que tanto viene insistiendo Claudio Naranjo, entre otros, a partir de Tótila Albert: Lo Humano como El  Ser Tri-cerebrado  ( reptiliano, límbico  y cortical)

"El pensamiento, cuanto más puro, tiene su número, su medida, su música"
(María Zambrano).

El sábado por la mañana fueron Las Músicas del Corazón (Agua-Centro Medio): Amor compasivo, deseo desesperado y rabia/frustración, ecuanimidad, tristeza, alegría, perdón, agradecimiento…

Por la tarde el Movimiento Libre Acompañado (Tierra- Centro Bajo), las músicas del cuerpo, el dejar el movimiento espontáneo y propio como manera de anclar el Viaje. "Abre los ojos, somos el infinito; cierra los ojos, somos el cuerpo…" dice Llach. Trabajar con los ojos vendados, descubrir Mi País…Interior.  Silencio, no palabras, grito, susurro, gemido, ahhhh…., uhhhhhh, ehhhhh, ihhhhhh, ohhhhhh…¡

Y el domingo, como decía, un espacio para (un poco de) Quinta-esencia (Éter), para Lo Espiritual, Lo Sagrado, Lo Transpersonal. Especial énfasis en Los Heterodoxos de las Tradiciones y sus músicas: Juan de la Cruz y Teresa de Ávila en el Cristianismo, los sufíes en el Islam, los baúles en el Hinduismo (la Cábala en el judaísmo, aunque ahí mi desconocimiento es casi total), algún que otro laico que viene a decir y cantar cosas muy parecidas…: Que es el Amor el asunto principal, que puede haber Amado/Amada, que se trata del Amor al Amor  - fundamental distinción - no (tanto) del amor a nadie ni a nada, aunque si no pasa por nadie o nada es difícil sentirlo…

Que requiere una experiencia de Vacío, de Soledad, de Silencio… Y que La Música, algunas músicas, son capaces de ["Decir de Eso" (Indecible)]…

"Cuando no me ve nadie, como ahora, gusto de imaginar a veces si no será la música la única respuesta posible para algunas preguntas"
(Buero Vallejo)

Y que tiene su "matemática" - etimológicamente, en griego, "conocimiento". Su conocimiento posible… A veces… Hasta cierto punto…




  


Postdata:
Algunos comentarios adicionales a lo que se oye:

1.- Se preguntará quizás el espectador/lectora;  “¿Y el 0…?.”  Pues sí, podría ser que el 0 – la gran aportación de la cultura hindú que nos llega a occidente con los árabes -  estuviese al principio, creo yo, además de en cada uno de los cambios cualitativos del Proceso. Así que, quizás, "En el principio había el  0" (¿Nada…? ¿Caos…? ¿X….? Quien sabe…)

2.- Paso en la explicación muy deprisa por encima del Ocho (8). Y no es banal el asunto del Ocho. Representa nada menos que famosa “cuadratura del círculo”, que no es sólo equivalente a “entelequia, cosa imposible” como en el lenguaje popular. Es real y necesaria por ejemplo en arquitectura. Lo que hay entre el cubo y la semiesfera que es una cúpula, por ejemplo. No abundaré más ahora porque ya he hablado aquí en entradas anteriores.

3.- Espero que el espectador/a sepa disculpar el humor con que inicio la explicación. Es una manera de quitarle dramatismo y pomposidad a la cosa. Porque, como dice la Vetusta Morla de La Historia Interminable, cuando se han vivido tantas cosas como ella, “nada es tan importante”

4.- Hay, claro, pasos intermedios  en los que no me entretengo. Por ejemplo el paso geométrico (y simbólico)  del Triángulo (3) al Cubo (4) pasa de algún modo por la PIRÁMIDE (caras triangulares y base cuadrada): Representa, creo yo, en este contexto, los TRES ASPECTOS -(Ley del Tres de Gurdjief o los Gunas hindúes (Equilibrio, Desequilibrio e Inercia por ejemplo) - ) y sus  CUATRO FACETAS o Elementos ( Tierra, Agua, Aire, Fuego) o Funciones Psicológicas ( sensación, sentimiento, pensamiento, intuición). Sumados dan Siete (7), multiplicados Doce (12).