Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

lunes, 10 de febrero de 2014

Sobre "Memo" (Guillermo Borja)... de nuevo...


Un trocito más del evento "Albert Rams visita la Fundación Claudio Naranjo" ( 6´20 ´´) , esta vez sobre Memo ( Guillermo Borja) para quienes quisisteis asistir y no pudisteis, o para quien esté interesad@..

"Un psicoterapeuta de métodos atípicos es detenido por organizar ceremonias de inspiración indígena con plantas alucinógenas en el desierto mexicano. Recluido durante cuatro años, Guillermo Borja logra convertir su siniestro destino en un camino de autoconocimiento cuando la subdirectora de la cárcel le invita a hacerse cargo del pabellón de psiquiatría, donde 72 enfermos mentales recobrarán progresivamente la salud gracias a su original manera de concebir la terapia y la vida.
Así nació "La locura lo cura", un prodigioso manifiesto terapéutico humanista donde Borja nos ofrece las perlas de sabiduría que le ayudaron a gestar su inolvidable experiencia de transformación colectiva. Sus páginas combinan las técnicas gestálticas con el legado de sus maestros -psiquiatras insólitos, curanderas indígenas, chamanes huicholes- es un tratado sobre la salud y la felicidad que nos invita a recorrer sin miedo nuestro viaje a la conciencia." ( La Locura lo cura. Ediciones La Llave)


"El mejicano Guillermo Borja (1951-1995) pertenece a un linaje de excepción, el de los terapeutas malditos, el de los psiquiatras enloquecidos, cuyo rasgo distintivo consiste en dejarse exasperar por la fascinación de la locura que habita a todo psicoterapeuta. Pasar del deslumbramiento a la posesión. Wilhelm Reich, David Cooper, Sandor Ferenczi, comparten con Borja este poco envidiable privilegio, inevitablemente acompañado de persecución, ensañamiento y martirización. Su libro "La Locura lo cura. Manifiesto Psicoterapéutico" fue escrito en el penal de Almoloya, en el que cumplió una condena de cuatro años por "atentado contra la salud " (http://www.fritzgestalt.com/artiborja... )



Sobre "Memo" ( Guillermo Borja)... de nuevo...(I)

Sobre "Memo" (II) ("Guillermo Borja)...de nuevo...

La segunda parte del video anterior, "Sobre Memo (Guillermo Borja) II. De nuevo...

"La comunidad terapéutica gestáltica de España le apodó "Memonio", el terapeuta maldito, haciendo un juego de palabras entre el diminutivo de Guillermo --Memo- que se usa en su país para todos los llamados Guillermo, con el sufijo de demonio. Él jugó mucho con esa manera de ser honesta y veraz en todo momento y lugar: "Todos somos mitad hijos de Dios, mitad hijos de puta" y lo que mas repulsa le daba era un comportamiento tibio; a los tibios los ahuyentaba a cajas destempladas o ellos mismos solitos se alejaban. No le gustaba la falsedad ni por supuesto, las máscaras para mostrarse como alguien que en realidad no se era. "Memonio" fue su apodo en España pues según testimonios, jamás en México se le conoció por ese nombre. En la comunidad gestáltica adquirió gran reconocimiento así como tampoco estuvo exento de detractores. Fue un psicoterapeuta altamente controvertido e igual de reconocido por su terapia confrontativa.

Hay dos visiones diferentes y complementarias de Guillermo Borja, no excluyentes y tampoco únicas. La primera, la mirada mexicana, sus raíces. En México nació, creció, se formó y ejerció con toda su sabiduría intuitiva y observadora. Poca gente conoce que creó tres escuelas en su país: la de Tijuana, la de Guadalajara y la de México DF. Fueron muchos años de crecimiento, con muchos pacientes y discípulos y donde ha dejado su legado más personal. Durante un tiempo viajó a Brasil retornando con nuevos conocimientos indígenas. Su penúltima etapa la desarrolló en España junto a Claudio Naranjo y aquellos primeros SAT's en Babia (Almería) que duraban un mes. Fue puente entre culturas llevando y trayendo pacientes, discípulos y colegas que viajaban continuamente de un lado a otro del Atlántico. Esta etapa española se vio ensombrecida con la aparición de la enfermedad y donde Guillermo extremó sus conductas.

Su manera de entender la vida, de vivirla, fue sobretodo con el siguiente lema: "Vive, aunque te cueste la vida, pero ¡Vive!". Guillermo Borja no deseaba salir del 'pecado', se presentó como un gran bebedor pero manteniendo siempre la Conciencia. Incluso en los momentos de mayor empobrecimiento debido al alcohol se prestaba a escuchar y no a defenderse, y solía dar en el clavo de la pasión profunda del otro. Esa era también su acertada intuición. Llevó la terapia fuera de los contextos habituales de despachos y consultas terapéuticas trasladándola a la vida misma, a los bares y conviviendo con sus pacientes, incluso, en ocasiones se los llevaba a la cama. Gozó intensamente de todos los vicios.

Para Claudio Naranjo era un honor que Memo se considerara un discípulo suyo, aunque en una ocasión el Dr. Naranjo dijo que Memo era el menos discípulo de sus discípulos. Igual que Albert Hoffman con el ácido lisérgico al que llamó su "niño problema" admitió que aunque era un gran terapeuta era muy 'escandaloso'. Y de hecho fue su controvertida personalidad y modo de vivir que le llevaron finalmente a prisión cumpliendo la pena íntegra. Y es aquí, en la cárcel, donde realmente plasmó toda su sapiencia terapéutica, con toda su renovadora fuerza e ímpetu y donde emergió el Memo Doc con mas fortaleza, carácter y sobretodo coraje. Se implicó tanto en ayudar a los mas desfavorecidos dentro del penal que le arañó a la muerte cuatro años mas de vida. Murió de sida tan solo seis meses después de recobrar la libertad. Solo tenía 44 años.

A modo de conclusión sorprende que una persona que murió tan joven haya dejado una huella tan profunda y tan dispar en todas y cada una de las personas que le conocieron. Lo que está claro es que no dejó indiferente a nadie."

Ver todo el www.lamiradadelasfieras.com