Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

jueves, 21 de agosto de 2014

SUELTO EL TEXTO EN PAPEL… CAMBIO DE FIGURA PINTANDO




He terminado de revisar y corregir la copia en papel del borrador del libro, la que aparecía en la foto anterior junto al mar de Valencia, mi tierra natal.

Ahora volveré a trabajar en pantalla, a darle otra "pasadita", y ya van unas treinta  y tantas… Luego seguramente imprima un ¿último? borrador en papel, como digo, para ver lo que no veo / no se ve… en pantalla.

Pero antes un enésimo descanso del texto, ya es el tercero desde que en marzo empecé a trabajar en él. Soltar la obra, "olvidarme" por unos días… dejar ir, quitarla de mi mente, desenfocar el campo, cambiar de figura y de formato.

Así que me paso de nuevo a la pintura. Sigo con las "Acuarebras" un rato más… algo que ya inicié en 2010…




Digo en el libro:


"Este Cuaderno de Acuarebras como le estoy llamando (acuarela + palabra = Acuarebra) es una clásica libreta Moleskine con gomita, de doble página cuartilla apaisada, papel acuarela, en el que pintoescribo a la derecha, como una instantánea de algo que estoy viendo, viviendo, sintiendo, intuyendo... y que al cerrarla muy rápido, con el color todavía muy fresco, acuoso, se queda “plasmado”, reflejado, en la parte izquierda. Las manchas de color y las formas se traspasan de un lado al otro más allá de mi intención y control. Luego las silueteo con rotulador. Y eso es casi lo fundamental… ése ¨mas allá de mí”...  Observo como resuenan en mi, qué me dicen esos reflejos respecto a mi, digamos, inconsciente y/o a lo que no estoy viendo…

 … Creo que el Proceso de Creación, cuando lo estamos ejecutando como Trabajo de Auto-conocimiento, en la línea de lo que al principio hablaba sobre la Atención, puede convertir la Obra y el propio Proceso en una especie de espejo. Nos permite ver cosas de cada cual que sólo saliendo afuera podemos verlas dentro. Es el sentido creativo de la proyección.

Un ejemplo último que me parece muy claro de esto que estoy diciendo son unas declaraciones que he leído recientemente de Jessica Chastain, la protagonista de "El Árbol de la Vida" de Malick o de la oscarizada "La noche más oscura" de Bigalow[1]: "A través de los personajes descubro cosas de mi misma, exploro profundamente en mi interior para encontrar  y extraer algo que ni siquiera sabía que existía".

"Que ni siquiera sabía que existía…" dice Chastain. Esa es la cosa. Que es cuando Obro… (de determinada manera, explorando "profundamente en mi interior" dice…) que "aquello" aparece, nace, surge a la conciencia… Vuelve a resonar Soulages, el pintor francés: "es cuando hago que encuentro lo que busco". Exquisita definición de un artista del núcleo de lo gestáltico en mi opinión, lo experiencial, lo fenomenológico…

O bien, dicho de otro modo, que cuando suelto el control, cuando entiendo el posible y presunto “error” técnico o descuido como señal, me muestra el inconsciente, como lo hace un lapsus o un acto fallido. Con la diferencia - ¡enorme…¡ - de que hay un registro material de ello ( la mancha de color, por ejemplo, o el brazo roto de la figura…)




Que la Obra - ejecutada de un modo particular - es un camino de autoconocimiento que puede mostrar aspectos de un@ mism@ ("devuelve") que no revelan tan claramente ni la psicoterapia ni la meditación, por ejemplo. Pero también que la Obra, algunas veces, en ocasiones, "vuelve de Eso", ha tomado vida propia y ha visitado ese lugar/tiempo en donde anidan y comparten nido el Arte y Lo Espiritual."





[1] La Vanguardia. Magazine. 27 de abril de 2024. "Entrevista a …."